En tiempos de crisis, aflora las iniciativas solidarias. Pablo Bustos es ferretero y ayuda al comedor Nuestros Derechos de Villa Urquiza.

Con el aislamiento social, el comedor sufrió una baja importante en las donaciones. Por tal motivo, Pablo lanzó una interesante promoción en su local ubicado en avenida Armada Argentina al 1006.

 

 

Con la compra de un bidón de alcohol en gel o barbijos, a un precio de oferta afirmó Pablo en redes sociales, los clientes deben donar un alimento.

El ferretero afirmó que la iniciativa fue bien recibida ya que muchos clientes donaron más alimentos de lo solicitado.

 

El comedor

Giselda Guzmán dirige el comedor y merendero Nuestros derechos en el barrio Villa Urquiza. Allí, la mujer abre su propia casa para los chicos que allí asisten a alimentarse, unos 150 en total.

"Es duro, porque no tengo ayuda del gobierno, solamente de la gente. Le pido que me ayude con mercadería. Y de vez en cuando me ayuda la gente. Es difícil, pero es difícil decirle a un niño que no tengo (comida)", relató Giselda en Canal 10 en una entrevista a comienzos de marzo.

Para colaborar, comunicarse al teléfono celular (351) 748-3490.

 

Giselda Guzmán, del comedor comunitario Nuestros Derechos, en el 8M