La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, explicó este miércoles que el uso de barbijos caseros es una medida de protección "adicional" para evitar difundir el coronavirus en períodos asintomáticos de la enfermedad pero que de ninguna manera "reemplaza" a las recomendaciones como el lavado de manos y superficies, la ventilación de ambientes y, sobre todo, no elimina la necesidad del distanciamiento social.

 

Casa Rosada on Twitter