Luis Armando Espinoza tenía 31 años y la última vez que fue visto con vida fue el viernes 15 de mayo en Tucumán. Una semana después, su cuerpo fue encontrado en Catamarca, en el departamento de Andalgalá. En total, diez personas, 9 policías y un civil, fueron detenidos todos vinculados a la comisaría de Monteagudo.

El día que el trabajador rural desapareció, estaba viajando a caballo junto con su hermano Juan hacia la casa de su madre en Melcho. Durante el recorrido, se detuvieron a un festival de carreras cuadreras. Sin embargo, la Policía arribó al lugar y dispersó a los espectadores.

Según Juan, su hermano cayó del caballo y fue golpeado por los policías. Entre tiros y golpes, Luis despareció en las profundidades del monte tucumano. Varios testigos afirmaron que a Luis se lo había llevado la policía local.

 

 

Tras la denuncia de desaparición, la fiscal 1 del Centro Judicial Monteros, Mónica García de Targa, se hizo cargo de la investigación. El miércoles 20, nueve efectivos y un civil quedaron detenidos y bajo investigación. Los detenidos son el comisario Rubén Montenegro, el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos José Paz Claudio Zelaya y Miriam González; y el agente Esteban Rojas González y el vigía comunal Sergio Santillán.

El viernes 22, el cuerpo de Luis fue encontrado en el monte envuelto en una colcha gris y una bolsa negra y blanca y atado con sogas grises. El Equipo Científico de Investigaciones (ECIF) del Ministerio Público Fiscal realizó el hallazgo en un barranco en la zona de Andalgalá, Catamarca.

La ubicación del cuerpo habría sido dado por dos policías "arrepentidos", informó La Nación.

La autopsia

Según Página 12, la autopsia fue realizada en la Morgue de San Miguel de Tucumán. El estudio determinó que el cadáver tenía un disparo de arma de fuego, de una 9 milímetros, que perforó el pulmón y lesionó la zona intercostal. Además, tenía un golpe en la parte trasera de la cabeza.

El cuerpo fue entregado a su madre Gladys Herrera, sus hermanos, su esposa Soledad Ruiz, y sus seis hijos.

Reclamo social

La agrupación "Encuentro Memoria Verdad y Justicia Tucumán" protestaron este sábado frente a la Casa de Gobierno de Tucumán. El gobernador Juan Manzur no brindó ninguna declaración al respecto.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación Horacio Pietragalla Corti expresó en Twitter: "Ante la triste noticia de la aparición sin vida del cuerpo de Luis Armando Espinoza, expreso mi más enérgico rechazo al accionar ilegal de la fuerza policial".