Tres heridos con balas de plomo fueron el resultado de un confuso operativo policial en un comedor y copa de leche ubicado en Villa la Tela, al suroeste de la ciudad de Córdoba.

Este martes pasadas las 8 de la mañana, según denuncian los vecinos, la Policía de Córdoba entró al comedor y copa de leche "Sonrisa de Ángel" de Villa La Tela y dispararon contra Miguel Charras, su hijo y su compañera, quienes también trabajan en el comedor. Testigos afirmaron a Cba24N percatarse de que los disparos eran con balas de plomo por los cartuchos que quedaron tirados en el suelo.

La ubicación del comedor en Villa La Tela.

En el operativo detuvieron a cinco personas: Jerónimo Charras (21 años), Lorena Charras (25 años, está embarazada de seis meses y fue golpeada), Jonatan Charras (26 años) y Rosa Carballo (43). También fue detenido y golpeado el abogado y militante social Sergio Job, cuyo auto sufrió daños mientras intentaba llevar a un herido. 

Los allanamientos y secuestro de motos se realizaron, según indican, sin mostrar la orden judicial. Aseguran que el servicio de emergencias 107 no se hizo presente para asistir a los heridos de balas de plomo.

Los detenidos están alojados en la Comisaría 2, ubicada en Duarte Quirós 3901. De acuerdo con información de familiares, tres están golpeados y tres fueron heridos con armas de fuego. La mujer embarazada fue trasladada al hospital Misericordia luego de sufrir una descompensación, y dos heridos de bala, Jonatan y Jerónimo Charras, fueron derivados al hospital de Urgencias.

Al mediodía del martes se desarrollaba un corte en la avenida Fuerza Aérea y Aviador Valenti para pedir la liberación de los presos. Allí se manifiestan unas 50 personas.

La versión policial

Desde la Policía afirmaron a radio Universidad que se trató de un allanamiento por robo de animales y tenencia de armas de fuego. Que no fue en el comedor, sino en una propiedad contigua. 

De acuerdo con esta versión, se efectuaron disparos al aire para repeler una "turba" que los atacó con piedras y palos apenas descendieron del móvil. Niegan haber disparado balas de plomo contra los vecinos y afirman que podría ser un tiroteo entre bandas antagónicas.

Por el hecho hubo cinco detenidos, contando al abogado que salió raudamente con el auto y "casi atropella a efectivos", según fuentes policiales. La Fiscalía distrito 4 investiga lo ocurrido.