Las Piratas analizaron el camino transitado en este certamen y la obtención de un nuevo título.

Belgrano todavía festeja el campeonato.

La alegría es inmensa no sólo por la campaña perfecta en la Liga Cordobesa, donde marcharon punteras e invictas y se hicieron del título la fecha anterior ante Barrio Parque sino además porque pudieron dar la vuelta olímpica en el Gigante del Alberdi. 

Daniela Díaz, entrenadora, Mariana Sánchez (“Pomu”), defensora y Sabrina Maldonado, volante, dialogaron con CBA24N sobre el camino que las llevó a este gran logro.

¿Cuáles son las sensaciones de haber conseguido este campeonato?

DD: Seguimos alegres, contentas. Van pasando los días y todavía no caemos por todo lo que fue, las repercusiones, todo el marco que fue jugar en Alberdi.

MS: Mucha felicidad. Cada vez que salimos campeonas estamos felices, pero esta oportunidad fue increíble, única. Salir campeonas en Alberdi es algo único, algo que soñamos.

SM: Mucha alegría más la oportunidad que se nos dio. Lo merecíamos después de tanto sacrificio.

Las “Piratas” debieron afrontar un año con muchos cambios en la conducción técnica. Arrancaron con Constanza Guerra, luego el “Tano” Spallina hasta la llegada de Díaz que las sacó campeonas.

-¿Cómo vivieron esos cambios de técnicos?

MS: Los cambios fueron para crecer, para que el grupo esté súper unido. Fue de los mejores años que he pasado grupalmente, estuvimos muy unidas.

SM: Eso nos fortaleció y nos unió. Veníamos de unos años medios medios, pero nos fortaleció y nos llevó a ser lo que somos hoy, un grupo muy unido.

-¿Qué caracteriza al juego de “Las Piratas”?

MS: Nos gusta jugar bien al fútbol, poner la pelota en el piso. De hecho cuando tuvimos algún que otro partido donde hay muchos pelotazos, entramos en fastidio porque nos gusta jugar, abrir la cancha. Nos gusta el buen juego.

-¿Cómo es ser dirigida por una mujer?

MS: Es genial. Cambia mucho el trato, la forma de hablar. Los hombres, que se insertan en el fútbol femenino no conocen la jugadoras, el ambiente. Ahora con Dani, que tiene mucha experiencia en otros equipos, jugando otras ligas. Sabe o anticipa qué vas a pensar o sentir. Lleva el equipo mucho mejor.

SM: Nos entiende como jugadoras. Como ella lo vivió, lo sabe.

¿Cuál fue el partido más “picante” que les tocó en este certamen?

MS: Hay varios partidos que fueron picantes. Pero con Talleres, es el clásico, porque además tiene una previa tremenda. Racing también, tenemos espina con ella (ríe). Cuando nos fue bien con Racing, fuimos confiadas ante Talleres. Otro partido que se nos complicó fue con Camioneros, porque veníamos con la ansiedad de querer ser campeonas, no se nos abría el arco. Pero el que más se siente es Talleres.

El fútbol femenino tuvo un gran empuje con la participación de la Selección en el Mundial. Además la semiprofesionalización propuesta por AFA que se aplica en Buenos Aires. ¿Creen que va a llegar eso a Córdoba?

DD: El puntapié inicial de este año fue el Mundial de las chicas de la Selección por mérito de una camada que viene trabajando hace años. Hasta hace un año o dos cobraban un viatico de 150 pesos, este año mejoraron las condiciones. También el reclamo de Maca Sanchez fue tremendo, fue un empuje político muy importante que repercutió en todas las provincias. Además hay un  movimiento de mujeres que está acompañando y nosotras aprovechamos el impulso.

Mirá las Noticias Destacadas