El presidente de Brasil responsabilizó por el aumento de los incendios en su gestión a ambientalistas y gobernadores.

El presidente Jair Bolsonaro calificó el miércoles los incendios en la Amazonía como actos criminales y dijo que las ONG vinculadas a la protección del ambiente podrían estar involucradas en su propagación o inicio.

En una entrevista en la entrada del Palacio de Alvorada, recordó que había recortado los fondos que previamente se transfrtían a entidades de la sociedad civil y que el objetivo de los incendios puede ser socavar su mandato.

“Puede haber, no digo acciones criminales por parte de estos “ongueiros” (sic) para llamar la atención contra mí, contra el gobierno de Brasil. Esta es la guerra que enfrentamos. Haremos todo lo posible e imposible para contener este incendio provocado” dijo.

Bolsonaro dijo que no era insensible a los ataques y enfatizó que ha habido una guerra mundial contra Brasil por la postura adoptada por la administración actual, que ha estado haciendo críticas públicas a las naciones europeas.

“El crimen está ahí. Y tenemos que hacer todo lo posible para evitar que este crimen aumente, pero nosotros retiramos dinero a las ONG. Recortamos las transferencias a el 40%. No más. También terminamos con la transferencia de dinero público, entonces estas personas están perdiendo sus ingresos”, dijo.

Con 72.843 brotes de fuego desde principios de enero hasta el lunes (19), Brasil registró un aumento del 83% respecto al mismo período del año pasado. El fuego también avanza sobre las áreas protegidas. Solo esta semana, hubo 68 casos dentro de tierras indígenas y áreas protegidas estatales y federales.

El presidente dijo que ha discutido el asunto con los ministros de defensa, medio ambiente y justicia y señaló que los contingentes de las Fuerzas Armadas deberían, a partir de este jueves (22), intensificar el monitoreo en áreas críticas de incendios forestales.

“Tenemos que luchar contra el crimen. Luego veremos quién es responsable del crimen. Pero, en mi opinión, hay interés de estas ONGs, que representan intereses extraños a Brasil”, puntualizó.

Bolsonaro también acusó a los gobernadores de la región amazónica de coludir con el incendio provocado. Según él, hay estados en la Región Norte que no están “moviendo una pala” para combatir la quema en la región amazónica.

“Mire, hay un gobernador, no quiero nombrar, que está en connivencia con lo que está sucediendo y culpa al gobierno federal. Hay estados allí, que no quiero mencionar, en la región norte, en que el gobernador no está moviendo una pala para ayudar a combatir el fuego. Lo están disfrutando “, dijo.

El estado de Mato Grosso lidera la quema en el Amazonas, con 13,682 focos acumulados durante todo el año. Teniendo en cuenta los primeros ocho meses de este año en comparación con el mismo período del año pasado, hay un aumento del 83% en los puntos críticos.

La quema se produce principalmente en propiedades particulares. Desde enero, el 60% de los puntos críticos se encuentran en áreas privadas registradas en el Registro Ambiental Rural, el 16% en tierras indígenas y el 1% en unidades de conservación.

Mirá las Noticias Destacadas

A dos años de una tragedia sin respuestas: el hundimiento del ARA San Juan
Faurie defendió a periodistas pero sigue sin hablar de un Golpe en Bolivia
En proceso de maduración, Argentina juega un amistoso ante Brasil
Macri oficializó compensación a las gasíferas por $ 25.000 millones
La inflación de octubre fue del 3,3%