Los detenidos eran ingenieros y habían dicho que la represa era segura.

El Juzgado Federal de Brumadinho ordenó la detención de cinco personas por el rompimiento de la represa de la empresa minera Vale. El hecho provocó 65 muertos y 279 desaparecidos.

De los 5 detenidos, tres son ingenieros de Vale  y fueron arrestados en la ciudad de Belo Horizonte, capital de Minas Gerais. Los otros dos eran ingenieros de TÜV SÜD, empresa subsidiaria alemana de Vale que habían sido contratados por la minera.

La detención es por 30 días. Además, se le secuestraron documentación, celulares y computadoras.

Perla Saliba Brito, jueza a cargo del caso, afirmó que los detenidos habrían alterado documentos técnicos sobre la seguridad de la represa.