Tras la nueva resolución que habilita el uso de armas ante “peligro inminente”, la ministra de Seguridad de la Nación se explayó.

Tras la publicación de la resolución 956/2018 del ministerio de Seguridad de la Nación, asocia el “peligro inminente” a habilitar a las fuerzas de seguridad para que actúen “bajo amenaza de muerte o de lesiones graves para sí, o para terceras personas”, muchos sectores cuestionaron la medida.

Patricia Bullrich, titular de esa cartera, en declaraciones con distintos medios nacionales explicó que, antes de esa resolución “teníamos fuerzas federales donde cada una tenía un reglamento distinto, con lo cual había una interpretación muy amplia por parte de los jueces respecto a qué podía hacer cada uno de los integrantes de las fuerzas”.

Ahora, dijo, “este reglamento es para todos. Son las pautas que da las Naciones Unidas para el uso de armas de fuego. Es el mismo que usan en Chile, en Uruguay, en México o en Estados Unidos”, ejemplificó.

La ministra detalló que hasta ahora, un policía o un miembro de la fuerza federal sólo podía disparar una vez que el delincuente hacía uso de su arma de fuego y de esa manera no podía proteger a la sociedad o las que podían ser víctimas en ese momento.

“Hemos planteado que hoy, frente a un inminente peligro detectado por la fuerza de seguridad que ve que alguien está por usar un arma de fuego, pueden hacer uso de sus armas de fuego. Cuando hay un delincuente que se está escapando y está tirando, poniendo en peligro la vida de otros podrá seguir la persecución hasta su detención y podrá usar su arma”, explicó en canal América.

Sobre el tema de la voz en alto, detalló que “es sólo para situaciones específicas”. Y dijo: “La obligación del policía es dar la voz de alto y eso es lo que dice el reglamento. No debe dar la voz de alto cuando eso signifique peligro de muerte del policía o de terceros”.

El policía sólo puede disparar cuando está frente a un “inminente caso de peligro”. Y continuó: “En el caso de una persona que huye de un retén policial pero no está disparando o no está mostrando un arma o no está en una situación agresiva, no lo habilita a disparar”.

“El 99% de la gente que muere por un arma de fuego en Argentina, muere a manos de un delincuente", enfatizó la ministra en un reportaje en Radio Con Vos.

Mirá las Noticias Destacadas