Dos músculos cercanos a los ojos los diferencian de otras especies. Se trata de un fenómeno evolutivo.

Un grupo de científicos afirma haberle encontrado explicación a la “mirada triste" de los perros, un recurso que utilizan estos animales para enternecer. Según publicaron en la revista de la Academia estadounidense de ciencias, el motivo principal son dos músculos situados en torno a sus ojos que les ayudan a gesticular.

Esta técnica, que genera en los humanos una reacción de protección, también la dominan los bebés. Según explicó Anne Burrows, coautora del estudio, es debido a esta habilidad que los perros logran agrandar sus ojos y generar esa sensación de ternura.

Para este descubrimiento, los investigadores trabajaron con perros domésticos disecados y lobos salvajes. Para tranquilidad de todos, aseguraron que “no se mató a ningún animal para el estudio".

La investigación también contó con una instancia práctica en la que se filmaron interacciones entre perros y una persona desconocida y entre lobos y otra persona. Los perros eran los únicos que reaccionaban con un movimiento del contorno de los ojos al mirar al humano.

Dado que los perros descienden de los lobos, se puede considerar este desarrollo como un proceso evolutivo. Cabe recordar que los perros son descendientes de aquellos primeros lobos que se acercaron a los humanos en busca de comida y protección.

Mirá las Noticias Destacadas