Las últimas devaluaciones generaron un proceso inflacionario difícil de controlar. El “Verde” llegó el jueves a $ 43,50.

Ni la suba de la tasa de interés de referencia que implementa el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en los últimos días, ni la compra de dólar futuro, logró detener el jueves el crecimiento en la cotización del dólar en nuestro país.

A sabiendas de que se trata de la variable económica que puede resultar más agresiva para el bolsillo, la preocupación no es menor.

Este jueves, la cotización en el Banco Nación cerró con récord histórico: $ 43,50.

Una suba de casi el 4,5% en un día, aunque en una semana acumula casi el diez por ciento.

Que la inflación no detenga su marcha (anticipan sería cercana al 4% en febrero) parece una cuestión central para la tendencia que muestra el mercado, aunque la incertidumbre juega su papel.

En su momento, el crecimiento de la tasa de interés fue la rápida respuesta del BCRA para calmar la cotización del dólar, llegando hasta un 60 por ciento.