El plantel celeste encara el segundo tramo de la Superliga. Está en zona de descenso. Podrían ser presentados refuerzos.

Con el exclusivo objetivo de mantener la categoría, el plantel de Belgrano empezará a trabajar, en una jornada en la que se podrían presentar algunos refuerzos. El comienzo de la actividad está previsto para las 18 en el predio de Villa Esquiú, uno de los dos lugares en los que realizará la pretemporada. El otro será el campo de juego y las zonas aledañas de un hotel en Salsipuedes.

El contacto entre el entrenador Diego Osella y sus dirigidos se producirá luego de compartir un primer segmento desalentador en la Superliga, en la que el equipo terminó con 12 unidades, en la antepenúltima posición y en zona de descenso. En la gestión de Osella, los Piratas ganaron un partido, empataron dos veces y cayeron en cuatro oportunidades.

Esa delicada situación exigió el esfuerzo de la dirigencia para contratar refuerzos, sobre los que se conocieron muchos nombres. Las mayores referencias señalaron a Marcelo Meli, ex jugador de Colón, Boca, Racing y Vitoria de Brasil; Marcelo Herrera, defensor de Lanús y de paso fugaz por Talleres; Mauricio Cuero, delantero de Olimpia de Paraguay y con pasado en Olimpo de Bahía Blanca y Banfield; y Anthony Uribe, delantero de Zamora de Venezuela.

Las salidas de jugadores del plantel han sido pocas, aunque se especula con que serían varias. La única oficial es la de Sebastián Olivarez, cuyo contrato se rescindió; y se agregarían las de Denis Rodríguez, Gastón Gil Romero y Federico Álvarez.

 

Mirá las Noticias Destacadas