En la actualidad, Rusia es protagonista a nivel mundial por haber desarrollado la vacuna Sputnik V, de la cual nuestro país es uno de sus principales compradores.

Pero no sólo las dosis contra el coronavirus arriban a la región, también uno de los íconos de su industria automotriz: el Lada Niva.

El automóvil todoterreno ya se comercializó en la región durante la década del 90.

Se espera una nueva generación para superar al modelo VAZ 2121, que con sucesivas actualizaciones, sobrevive desde 1977 y aún mantiene buenos niveles de venta en su país natal.

Su nueva generación contará con el respaldo del Grupo Renault, actual propietaria de Lada, por lo que su renovación será íntegra, adoptando una nueva plataforma, nuevas motorizaciones y lo más importante, una estructura más reforzada y tecnológica que le permita incorporar mayor equipamiento de seguridad.

 

En 2018, Lada presentó un concept que planteaba una muy lograda reinterpretación del modelo original, conservando sus principales rasgos pero llevados a la actualidad y bajo el formato de un SUV.

Precisamente, esta nueva generación estará desarrollada sobre la plataforma CMF-B y se espera que comparta varios componentes con el Dacia Bigster, lo que a la vez lograría reducir notablemente los costos.

En este sentido, Luca de Meo, CEO de Renault, destacó que la novedad es que, además de ser vendido en Rusia, la compañía tiene intenciones de que sea un producto global y pueda ser comercializado en Europa, África y América Latina.

 

 

Meo anticipó que el Niva seguirá siendo un vehículo enfocado en el off road como el Land Rover Defender o el Suzuki Jimny, pero con un posicionamiento accesible, compartiendo hasta un 85% de componentes con Dacia.