En la primera jornada del proceso, las partes expusieron sus posturas frente a jurados populares y el único detenido negó el femicidio.

Este martes 25 de junio, en la primera jornada del juicio por la muerte de Carina Drigani, el único acusado y detenido, su expareja Hugo Salas, sin mayores declaraciones, negó haber asesinado a la mujer en 2016.

Además, ante jurados populares, las partes expusieron sus argumentos en la Cámara Cuarta del Crimen.

Gustavo Núñez, uno de los abogados querellantes, apoyando la postura de la familia, dijo el cúmulo de pruebas contra Salas son suficientes y “no me cabe la menor duda que ha sido el autor” intelectual ya que “no se ha demostrado que el autor material haya sido Salas”.

En un móvil de radio Universidad, Núñez expresó que Salas “era una persona que tenía mucha capacidad económica para poder lograr ese fin y seguramente ha habido una desavenencia entre Carina Drigani y Salas y eso motivó la muerte. Eso se va a debatir en el juicio. Nosotros lo vamos a recalcar porque hubieron motivos personales entre los dos como para que esa diferencia no fuera tolerada por Salas tomada como ‘si no sos mía no sos de nadie’”.

La autopsia, que lanzó que la causa de la muerte había sido “asfixia por inmersión”, fue el argumento en el que se apoyó la defensa de Salas.

La Dra Teresita Larrazabal manifestó la causa se inclina a “una muerte accidental o un suicidio. Nunca fue un homicidio, según lo que nosotros entendemos de la lectura de las autopsias”.

Salas goza de prisión domiciliaria y está acusado de homicidio doblemente calificado por el vínculo y por presunto femicidio.

Mirá las Noticias Destacadas