Fue arrestado en Salta. Se desempeña en el control de la hidrovía Paraná–Paraguay.

Un funcionario de la Aduana de San Lorenzo encargado de controlar la hidrovía Paraná–Paraguay fue detenido este domingo con 19 kilos de cocaína de máxima pureza escondidos en el paragolpe de su auto, cerca de la frontera con Bolivia, durante un operativo de Gendarmería Nacional en Aguas Blancas, provincia de Salta.

El procedimiento fue llevado a cabo por el escuadrón de Gendarmería Nº 20 de Orán en el cruce de las rutas 34 y 50. Fuentes del caso informaron que el detenido, Emilio Matías Souza, de 33 años, circulaba en un Volkswagen Gol Trend cuando debió detenerse en un control de Gendarmería Nacional en el paso fronterizo de Aguas Blancas (Salta) cuando volvía de Bermejo (Bolivia).

Cuando los gendarmes comenzaron a registrarle el auto, Souza, quien vestía ropa del organismo oficial, mostró sus credenciales para que los uniformados sepan que era funcionario de la Aduana.

Pero los gendarmes le revisaron igual el vehículo y les llamó la atención que al golpear el paragolpe el ruido era macizo y no hueco. Al desarmarlo hallaron 19 kilogramos de cocaína de máxima pureza.

El funcionario quedó detenido a disposición del juzgado federal de Orán a cargo de Gustavo Montoya. Fuentes del caso informaron que el aduanero no declaró ante las autoridades judiciales a la espera de ser representado por un abogado de confianza.

Souza es operador de Control Aduanero de la Dirección Regional de la Hidrovía Paraná-Paraguay, que desde hace tiempo están sospechados de contrabando y tráfico de estupefacientes según denuncian varios políticos que reclaman la falta de controles en el cordón industrial.

Esa era la función del aduanero Souza en San Lorenzo ya que debía controlar las exportaciones y las cargas que se llevan de los puertos de la zona.

Fuente: El Ciudadano.

Mirá las Noticias Destacadas