El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este martes a la red socialTwitter de "interferir" en las elecciones presidenciales de noviembre, después de que la red social etiquetara por primera vez dos de sus tuits como engañosos.

 

Donald J. Trump on Twitter


"Twitter interfiere ahora en las presidenciales de 2020", tuiteó el mandatario republicano.
Twitter enlazó este martes por primera vez un mensaje del presidente de EE.UU., Donald Trump, con información verificada que contradice lo que este había publicado, un procedimiento habitual en la red social pero que hasta ahora se había resistido a aplicar al mandatario.
La alerta de Twitter se produjo después de que Trump compartiese un mensaje en que aseguraba que el voto por correo en las elecciones presidenciales de noviembre en EE.UU. tendría inevitablemente consecuencias fraudulentas y que derivaría en unos comicios amañados.
Trump reaccionó así a la decisión del gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, de enviar papeletas de votación por correo a todos los votantes registrados del estado como medida excepcional ante la situación de pandemia por la COVID-19.
"Accede aquí a los datos sobre el voto por correo", fue el mensaje que, en azul y precedido de un signo de exclamación, Twitter incrustó bajo lo escrito por Trump.
Al hacer click en la alerta, la red social redirige a otra página dentro de la plataforma en la cual aparece en letras destacadas en negrita: "Trump asegura sin pruebas que el voto por correo derivará en fraude electoral" y se cita a medios como CNN y The Washington Post.
Twitter es la red social más usada por Trump, a través de la cual se comunica directamente con sus simpatizantes sin pasar por el filtro tradicional de los medios, y donde acumula más de 80 millones de seguidores.
Desde medios de comunicación en EE.UU. hacía tiempo que se venía pidiendo a Twitter que verificase los mensajes de Trump igual que hace con las informaciones falsas que se comparten en la red social, pero hasta este martes la firma de San Francisco se había resistido a ello.
A principios de mayo, la empresa que dirige Jack Dorsey anunció que alertaría a los usuarios ante informaciones que considerase engañosas sobre la COVID-19 y que pudiesen resultar "dañinas", y esa es la política que se ha usado en el caso de Trump, según confirmó la propia compañía, pese a que en este caso sus mensajes sólo estaban vinculados a la pandemia de forma indirecta.
Por su parte, el jefe de campaña para la reelección de Trump, Brad Parscale, dijo en un comunicado que el uso de verificadores de medios de comunicación por parte de Twitter es una "cortina de humo para dotar de una credibilidad falsa sus evidentes tácticas políticas" en contra del presidente.