Lanzaron en Argentina la aplicación que permite comprar la comida que los locales están por tirar a la basura.