Desde la Justicia indican que la firma oculta “un pasivo postconcursal impensable”, ocultó información y no informó movimientos.

La Justicia dispuso la intervención de la empresa Correo Argentino SA, propiedad de la familia del presidente Mauricio Macri, y ordenó la elevación del expediente del concurso a la Corte Suprema por razones de “gravedad institucional", donde podría permanecer hasta después de las elecciones generales del 27 de octubre.

La Cámara de Apelaciones en lo Comercial remitió el expediente al máximo tribunal, tras admitir el pedido del procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, quien reclama más tiempo para definir si el Estado debe aceptar o rechazar la propuesta que presentó el Grupo Socma para cerrar el concurso dadas sus potenciales “graves consecuencias".

La decisión de la Cámara ocurrió cuatro días antes de que la jueza de primera instancia del mismo fuero en lo Comercial, Marta Cirulli, dispusiera designar a un coadministrador del Correo Argentino SA ante lo que definió como “el reprochable ocultamiento de un pasivo posconcursal impensable".

El coadministrador deberá colaborar con la sindicatura y presentar informes cada 30 días, ante lo que la jueza Cirulli calificó como “renuencia informativa" de los responsables de la empresa. “Enfatizo especialmente que el proceder evidenciado por la concursada luego de los requerimientos [de la Justicia] es el que me impone decidir del modo preanunciado", remarcó.

Así, mientras el coadministrador desembarcará en Correo Argentino SA, la Corte primero evaluará si se trata de un caso “de marcada excepcionalidad" y pasa a analizar el planteo de Saravia Frías -lo que podría tomar más allá de fines de octubre- o si, por el contrario, lo rechaza y devuelve al fuero en lo Comercial para que continúe el proceso judicial que comenzó en 2001.

Fuente: La Nación.

Mirá las Noticias Destacadas