El femicida terminó entregándose a la policía y confesó el crimen. El hecho ocurrió en la localidad de Marcos Paz, Buenos Aires.

Pedro Sosa, 44 años, terminó confesando su crimen ante la policía: había matado a Norma Catali Dragel, su pareja, a hachazos y luego ocultó el cadaver en un campo privado.

El hecho ocurrió el viernes a las 2 de la madrugada en la localidad bonaerense de Marcos Paz.

Según la confesión, el femicida habría discutido fuertemente con la mujer de 33 años. Sosa le propinó diversos golpes con el hacha. Tras la agresión, el hombre decidió trasladar el cuerpo en el baúl de su Fiat Palio hacia un campo privado. Allí, ocultó el cuerpo entre ramas y un montículo de tierra.

Sin embargo, el femicida terminó presentándose en la comisaria de la localidad. La Policía constató el crimen y detuvo a Sosa por “homicidio agravado por el vínculo".

Mirá las Noticias Destacadas

Tags: