La ministra de seguridad indicó además que no hay móvil político detrás de la agresión al diputado de La Rioja.

Para la jefa de la cantera nacional de seguridad, el ataque a balazos que dejó gravemente herido al diputado Héctor Olivares y que terminó con la vida de su asesor Miguel Yadón, se trató de un crimen mafioso vinculado a una venganza personal contra este último.

“El caso está dilucidado, ronda temas personales que hasta que no lo tengamos absolutamente definido no lo vamos a decir por la familia. Acá no hay hipótesis de carácter político", afirmó Bullrich en declaraciones a medios porteños.

La ministra, dijo también que no hubo una organización de sicarios que en una moto sin patente se acercaron a cometer el crimen, sino que hubo temas identificables que pudieron ser resueltos rápidamente por los investigadores.

Bullrich rescató que “Argentina resolvió el caso en muy pocas horas. De no haberse resuelto hubiese significado una crisis de carácter político para nuestro país".

Mirá las Noticias Destacadas