El intendente de la capital resolvió no adherir a la propuesta del gobierno provincial en Córdoba.

Este miércoles, se pone en marcha el esperado Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE).

En tal sentido, el gobierno provincial decretó asueto administrativo en sus dependencias en la ciudad de Córdoba, y se sumaron la Legislatura, docentes universitarios, escuelas privadas y el Poder Judicial.

En la administración pública de la ciudad de Córdoba, en tanto, el intendente Ramón Mestre no se suma.

“En la ciudad se trabaja”, dijo, contundente.

La campaña rumbo a la gobernación parece estar en medio de una decisión.