Durante esta semana el gobierno comenzó a informar quiénes pueden acceder al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Se trata de un bono de 10 mil para el cual se preinscribieron cerca de 11 millones de personas.

Para acceder a éste se debían cumplir una serie de condiciones y ya hay quienes fueron rechazados por la Anses. En caso de contar elementos que prueben que ese rechazo no es correcto, hay varias maneras de reclamar.

La apelación se puede hacer por mail, escribiendo a consultas@anses.gov.ar, por teléfono llamando al *130 y por la línea 130, y desde la próxima semana también habrá una oficina de atención o Unidad de Atención Integral (UDAI) virtual.

 

 

La solicitud del IFE puede ser rechazada por diversas razones: si el solicitante o un miembro de su núcleo familiar trabaja en relación de dependencia (salvo empleados de casas particulares), si es monotributista categoría ‘C’ o superiores; o si percibe un seguro por desempleo.

También son rechazados quienes cobran jubilaciones, pensiones o retiros de carácter contributivo o no contributivo; si el solicitante es beneficiario de planes sociales, Salario Social Complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas.