Grupos de riesgo o no, vacunados pueden ser llamados a trabajo presencial