Las intensas heladas y nevadas en diferentes zonas de la Patagonia convirtieron lagos y montañas en increíbles postales del invierno recién llegado.

En Tierra del Fuego la temperatura llegó a los -13,8º siendo la térmica de -20º. Esto llevó al congelamiento de autos e incluso del agua del mar en Río Grande. 

 

---

 

En las últimas jornadas las marcas mínimas llegaron hasta los -11 °C y la máxima no superó los -2° en la zona de El Calafate.

 

 

Allí no sólo se congelaron las quietas aguas de la bahía Redonda, que se transformó en una pista natural de patinaje, sino también el borde costero del lago Argentino.

 

El Calafate
El Calafate

 

El fenómeno se da sólo cuando hay prolongadas olas polares como la actual que ya lleva varios días y que permite congelar parte del oleaje del espejo de agua.

En Rio Turbio, también hubo copiosas nevadas que brindaron hermosos paisajes pintando de blanco las montañas, los árboles y las viviendas. Las cascadas congeladas fueron algunas de las consecuancias de una temperatura que llegó a los 29° bajo cero.

 

Foto: Axel Luján Rio Turbio
Foto: Axel Luján Rio Turbio

 

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN) la racha polar se extenderá hasta el jueves inclusive con marcas que nunca serán sobre cero, algo que recién ocurriría desde el viernes.

Algo similar ocurrió en la localidad neuquina de Zapala donde la nieve cubrió todos los paisajes.

 

 

Según la estadística histórica, desde 1962 al 2019, el récord de temperatura baja se dio un día como hoy, 29 de junio, pero de 2008, en que se llegó a -16.6°C

Fuentes: eldiarionuevodia.com.ar / ahoracalafate.com.ar / tiemposur.com.ar