El fiscal Guillermo González, que lleva adelante la investigación del ocurrido el lunes en La Calera, en el cual un comerciante baleó a una joven y a un asaltante, le sumó al vecino una nueva imputación: además del abuso de armas, ahora se le reprocha la figura de lesiones graves agravadas, lo que complica su situación procesal.

Para el funcionario judicial, "no se da, por lo que hay de la prueba , ni legítima defensa propia ni de terceros. Cuando empezó a disparar ya había ocurrido el asalto", indicó González a La Voz.

El fiscal explicó que no existen los dos elementos fundamentales para alegar "legítima defensa", ya que no aparece la falta de racionalidad en el medio empleado (el asaltante estaba desarmado) ni la carencia de respuesta proporcional (el asaltante estaba armado y el comerciante, armado). Según González, en momentos en que el asaltante estaba escapando, el comerciante le disparó por la espalda.

Para el fiscal Guillermo González no hubo "legítima defensa". Foto: gentileza
Para el fiscal Guillermo González no hubo "legítima defensa". Foto: gentileza

El caso: 

El robo tuvo lugar el lunes a la noche alrededor de las 21.30 en calle Los Claveles al 2300, de barrio Cuesta Colorada, en La Calera. Una mujer de 37 años que había salido a pasear al perro fue abordada por un delincuente que se trasladaba en una motocicleta, quien bajo amenazas le robó el teléfono celular iPhone 8.

El hecho fue advertido por un hermano de la víctima, quien salió rápido hacia la calle y se abalanzó sobre el ladrón. Al escuchar los gritos Omar Leandro Marty (47), un comerciante vecino, irrumpió en el lugar con una pistola Bersa semiautomática con la que realizó varios disparos. 

El delincuente, identificado como Maximiliano Zárate (20) fue herido por la espalda, pero pudo escapar y llegar por sus propios medios al hospital dela Calera, donde ingresó con una  herida en la zona lumbar.

En la confusión, durante la misma balacera, fue herida Ludmila Olivera (19), una vecina de la zona recibió un disparo cuando corría en auxilio de la mujer abordada por el delincuente.

Ver también: 

Evoluciona favorablemente la joven baleada por su vecino en La Calera