La Cámara de Acusación le pidió al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Córdoba que realice el pedido formal de la extradición del golfista Ángel Leopoldo “Pato” Cabrera, quien está detenido en Brasil desde el 14 de este mes, por entender que “se encuentran dadas en el presente caso las condiciones legales para proceder a la extradición activa del encausado ”, según indica el fallo firmado el viernes. 

El trámite se realizará por la vía diplomática, a través del Ministerio de Relaciones de Exteriores y Culto de la República Argentina, en cumplimiento con el tratado de extradición de ambos países. 

El deportista será juzgado en Córdoba en una causa por violencia de género contra una de sus exparejas, Cecilia Torres Mana. Cabe aclarar que existen dos denuncias más en instrucción por la misma causa. En total, son tres las mujeres que denunciaron a Cabrera. 

El reconocido golfista está acusado de lesiones leves, lesiones leves calificadas y hurto simple en perjuicio de Cecilia Iliana Paola Torres Mana.

Cabrera había viajado en julio pasado a Carolina del Norte, Estados Unidos, en un vuelo privado, sin la autorización de la justicia para viajar, ´por lo cual se lo declaró en rebeldía. 

El fiscal del primer turno de Violencia Familiar, Cristian Griffi, pidió su captura internacional el 14 de agosto último tras una nueva de denuncia de Torres Mana contra Cabrera por violación de la restricción de contacto. Cuando fueron a allanar su casa se dieron con que el golfista había abandonado el país. 

También solicitaron la detención ese mismo mes la fiscal de la Cámara 2ª del Crimen, Laura Battistelli, y la vocal de la cámara que va a juzgarlo, Mónica Traballini, quienes entendieron la necesidad de detenerlo ya que no se había presentado para ser inicio del inicio del juicio en su contra. Se lo juzgará por dos causas unificadas de violencia de género, una elevada a juicio por la fiscal de Villa Carlos Paz Jorgelina Gutiez y la otra por Griffi. 

Cabrera estuvo hasta diciembre en Estados Unidos y el 31 de diciembre pasado ingresó a Brasil, con la intención de quedarse en Río de Janeiro. El 14 de enero fue detenido por Interpol, y pronto será trasladado a Córdoba para someterse a proceso.  

Fuente: La Voz