Pese al empeño de las autoridades para que los ciudadanos respeten las normas de desconfinamiento, en particular de La Liga para que no haya nuevos positivos en equipos que hagan peligrar la competición, cuatro jugadores del Sevilla han infringido las normas de la fase 1, en la que se encuentra Andalucía, con una reunión de más de diez personas.

 

En las imágenes que corrieron como la pólvora por las redes se ve compartiendo mesa y comida a cuatro jugadores del Sevilla: el neerlandés De Jong y los argentinos Franco Vázquez, Lucas Ocampos y Ever Banega, cuya esposa publicó el pasado sábado en sus redes sociales, durante unos minutos, la imagen de la infracción. 

Tanto el club como los jugadores se exponen a una amonestación, más propensa desde La Liga, después de haber puesto en peligro el delicado equilibrio sin contagios en el que se intenta desarrollar la Liga.

Una semana de diez