Dentro del núcleo de conflictos que se fueron desatando en la ciudad de Córdoba con la pandemia, el del transporte urbano resulta relevante. La cuestión apunta a su carácter público, y a su esquema de concesión.

 

SOCILIANO POR LA SITUACIÒN DEL TRANSPORTE

 

Con un paro declarado hace dos semanas aunque surgido a nivel nacional, empresas sin ingresos que no cumplen obligaciones y el continuo desaliento a su uso salvo en casos de excepción, la cuestión demanda decisiones.

El Poder Ejecutivo local blanqueó que en estos días ingresará al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza que apunta al "Plan de contingencia" para la continuidad del servicio.

Video: corridas y detenidos en la protesta de UTA en el centro

Desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) contaban con algunos detalles que apuntaban a la reducción salarial, y este lunes realizaron una protesta que terminó con ocho trabajadores detenidos.

El plan oficial

El secretario de Gobierno municipal fue el encargado de blanquear que existe un plan y en qué consiste. Miguel Siciliano se ocupó de aclarar, en tal sentido, que "el transporte de Córdoba está quebrado".

Remarcó que seguirá siendo compromiso de las firmas, hoy no cumplido, el pago de salarios, y que el municipio brindaría su apoyo sosteniendo los costos de gasoil.

Según el funcionario, "esto requiere que todos hagamos el esfuerzo para poder salir adelante", y allí incluyó a las empresas, que van camino al quebranto, al Palacio 6 de Julio, y también a los trabajadores.

Vaticinó que la propuesta "va a funcionar", porque considera que "tiene lógica".

En diálogo con radio Universidad, sostuvo respecto a los tres mil choferes del esquema actual que "la idea del intendente (Martín) Llaryora es garantizar que todos conserven su empleo", pero también tendrán que ceder: "Es incompatible que cobren el 100% de sus salarios con la cantidad de corte de boleto que existe hoy".

"Llaryora nos propuso despidos o reducción salarial, y no lo vamos a aceptar"

"Achicar la jornada puede ser una salida. De bolsillo, proponemos que cobren el 88 por ciento de lo que hoy perciben. Hoy se le paga por 24 días de trabajo al mes, y la idea es que puedan trabajar 19", explicó Siciliano.

Dejó a su vez, en manos de las firmas que hoy tienen la concesión del servicio público, la decisión de "ir incrementando la cantidad de días" cuando suba el corte de boleto, hoy ubicado en el 12% en comparación con lo anterior.

"Si no hay empresas de transporte, ¿dónde van a trabajar? Espero que los trabajadores entiendan que es por la supervivencia del sistema", cuestionó.

A priori, también se supo que el aguinaldo, hoy vencido y adeudado, podría ser pagado en tres cuotas.

En detalle

Siciliano explicó a Télam que el proyecto de ordenanza tomará estado parlamentario durante esta semana y que, entre los principales puntos, impulsa la reducción de la jornada laboral de los trabajadores del servicio urbano de pasajeros y la reducción salarial al 88 por ciento”, además de los recortes en recorridos, corredores y frecuencias.

Si bien afirmó que la propuesta tiene el estatus de un “plan de contingencia” por la emergencia sanitaria ante la pandemia de coronavirus, dijo que el sistema de transporte en Córdoba “necesita un profundo debate para su reestructuración y transformación”.

Asimismo, aseguró que la iniciativa “garantiza la fuente laboral” de casi 3.000 trabajadores del transporte de las cuatro empresas (Aucor, ERSA, Coniferal y Tamse) y de los 400.000 usuarios, promedio, que diariamente utilizan el servicio en la capital de Córdoba.

La titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Córdoba, Carla Esteban, anticipó que el sector “rechaza” el proyecto y que “no se va a ceder un peso de reducción salarial”, al tiempo que ratificó la continuidad del paro por tiempo indeterminado en reclamo del pago salarial de junio y el medio aguinaldo.

Toda la provincia de Córdoba se encuentra sin transporte público de pasajeros, ya que el transporte interurbano, también por reclamo de deudas salariales, se encuentra paralizado desde el 13 de abril, y este martes se cumplen 93 días sin prestar servicios a los usuarios del Gran Córdoba y localidades del interior.