Su ubicación estratégica en el país hace que se intensifiquen tareas en las áreas de Salud: “En muchas provincias hay casos todo el año”.

El brote de Hantavirus, surgido hace dos meses en la chubutense localidad de Epuyén, y que desde entonces se cobró diez vidas, sigue demandando precauciones en la sociedad.

En ese sendero está la provincia de Córdoba, que resalta tener un sistema de vigilancia sobre presuntos casos hace quince años, aunque “solicitamos a hospitales intensificar acciones de vigilancia normal, por esta situación en particular”.

A la novedad la dio a conocer la directora de Zoonosis del Ministerio de Salud provincial, Laura López, quien destacó la importancia de “un primer diagnóstico y su posterior atención” en los nosocomios.

“Es fundamental saber qué precauciones debe tener el equipo de salud ante estos posibles casos, con el aislamiento respiratorio necesario y el protocolo. La provincia es un lugar de paso en el país y recibe pacientes de provincias vecinas”, indicó, en diálogo con el programa La Primera, de radio Universidad.