La campaña de vacunación contra el coronavirus en Brasil atraviesa un escándalo a raíz de una serie de videos dónde se ve a adultos mayores siendo inyectados con jeringas vacías.

Las imágenes comenzaron a viralizarse por las redes sociales hasta llegar a la primera plana de los medios en el país vecino.

 

Ismael José González-Guzmán on Twitter

 

Cinco casos se encuentran bajo investigación en el estado de Río de Janeiro y una enfermera fue suspendida en una clínica privada de Copacabana.

Las autoridades cariocas aseguraron que se tratan de fallas puntuales y no de acciones conscientes.

La Policía Civil de Río de Janeiro afirmó a través de un comunicado que "las investigaciones confirman que hubo desvío de dosis, o cualquier otra irregularidad, el profesional de salud podrá ser acusado por el crimen de peculado (malversación de fondos), que tiene penas que pueden llegar hasta a 12 años de prisión”.

Fuente: RT/Clarín