Tres personas murieron, una de ellas degollada, y varias más resultaron heridas durante la mañana de este jueves por un presunto ataque terrorista en la ciudad francesa de Niza.

Un hombre armado con un cuchillo produjo el ataque contra personas que circulaban por la zona en cercanías de la basílica Notre-Dame, en pleno centro de la ciudad.

 

 

El atacante, que intentó esconderse en un baño de la iglesia, fue detenido por la policía y está siendo interrogado, tras ser trasladado a un hospital.

“Todo hace suponer un atentado terrorista en la zona de la Basílica de Notre Dame”, señaló el alcalde de la ciudad, Christian Estrosi, y la fiscalía antiterrorista abrió una investigación.

 

Christian Estrosi on Twitter

 

Según aseguró Estrosi, el atacante sería de origen musulmán, ya que repetía “Allahu Akhbar” (Dios es grande) mientras era atendido por el personal médico.

Dos de las víctimas son un hombre y una mujer. Además, el alcalde informó que murió el párroco de la basílica.

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, anunció una “reunión de crisis” para analizar el caso y la Prefectura de la policía de la región Alpes Marítimos señaló que hay una operación en curso en esa zona de la ciudad.

Niza ya había sido escenario de un atentado el 14 de julio de 2016, cuando en plena fiesta nacional un terrorista embistió con su camión a los cientos de personas que se agolpaban en el Paseo de los Ingleses. Más de 80 personas perdieron la vida entonces.