El intendente ratificó que el presidente no intervendrá en las elecciones provinciales. Pidió decretar la emergencia infantil en Córdoba.

Durante la inauguración del Congreso Internacional de la Lengua, que se realiza en Córdoba, Ramón Mestre y Mauricio Macri volvieron a verse las caras. Fue la primera vez desde la ruptura de la alianza Cambiemos en Córdoba.

En una extensa jornada, el intendente de Córdoba y el presidente de la Nación compartieron distintos momentos. Hubo, claro, tiempo para hablar de política.

Tales charlas servirían como demostración de que la relación entre el líder de Cambiemos y uno de los referentes radicales goza de buena salud, pese a un contexto de tensiones al interior de la alianza oficialista.

“Estamos en una situación económica muy dificultosa. El presidente está preocupado. La relación está intacta. Él ha manifestado que no se va a meter, que es una decisión de los cordobeses la que tenemos que llevar adelante en mayo para elegir gobierno provincial y municipal. El presidente está ocupado en resolver los temas nacionales", dijo el intendente en diálogo con la prensa.

No obstante, recordó que un sector del radicalismo, que él mismo integra, quiere un “rol protagónico" dentro de la alianza. “Otros directamente se quieren ir. Esa será una discusión que tendremos seguramente los radicales, en una convención nacional que se realizará a fines de mayo, principios de junio", dijo.

La ocasión también sirvió para que Mestre repitiera uno de sus principales lances de campaña: la pobreza en la provincia tras 20 años de gestión de Unión por Córdoba. (VerAl menos 552 mil personas pobres e indigentes en el Gran Córdoba). Por ello, pidió que se decrete la emergencia infantil.

“Los datos de la pobreza lastiman y preocupan. En esto hay una cuota de responsabilidad no sólo de políticas nacionales, sino también fundamentalmente de las políticas provinciales. Aquí tenemos niños de 0 a 17 años que están en la pobreza. Por eso llevamos adelante propuestas como la universalización del Paicor, la incorporación de 110 mil personas más a ese programa, que se instrumentó en un gobierno radical, que dio muchas oportunidades a los cordobeses. Bajo estas circunstancias de pobreza sin duda hay que decretar la emergencia infantil", aseguró.

También aseguró desconocer las impugnaciones presentadas contra Martín Llaryora como candidato a intendente de la ciudad. No obstante aludió al desconocimiento del actual diputado nacional sobre la ciudad que aspira a gobernar.

“Gobernar una ciudad con estas características, con más de 530 barrios, requiere mucho conocimiento, mucho contacto con los vecinos. No hablo de ningún candidato en particular: hablo de mi experiencia. Yo me preparé, recorrí, discutí muchas veces, pude escuchar a los vecinos durante muchos años. Mi candidatura no apareció de un repollo o por la decisión de alguien", dijo, tras la inauguración del jardín de infantes Deodoro.

Tras repasar las obras que la gestión municipal viene presentando en las últimas semanas, Mestre pidió a la gente que “elija gente que conozca la ciudad, gente preparada, no gente que conoce la ciudad por diarios o televisión".

Mirá las Noticias Destacadas