Un hallazgo arqueológico generó sorpresa en Bell Ville, cuando, en una de las barrancas que se forman en el río Ctalamochita, encontraron restos fósiles de un gliptodonte.

Se trata de un mamífero prehistórico del cual quedó al descubierto una parte de su caparazón. Solía habitar, en la era cuaternaria, en la zona pampeana y otras regiones de América del Sur.

 

Así eran los gliptodontes
Así eran los gliptodontes

 

La Municipalidad de esa localidad informó que los restos no se encuentran en buen estado de conservación producto de la erosión de las aguas. Además, el hombre que los encontró, lamentablemente, extrajo algunas de sus partes.