La foto epidemiológica de Córdoba

Curva de contagios amesetada, con varias jornadas sin nuevos casos en la última semana. La duplicación está hoy en torno a los 42 días, una buena marca si se tiene en cuenta que al inicio de la cuarentena, el 20 de marzo, se doblaban los contagios cada 3 días. Para dar un dato intermedio de la evolución, el 13 de abril la duplicación se daba cada 13 días en el territorio provincial.

401 localidades no registran el virus y el grueso de los casos se concentra en el Gran Córdoba.

Como mostraron las autoridades de la provincia, con el gobernador Juan Schiaretti haciendo un repaso general del estado sanitario, y precisando datos específicos Gabriela Barbás, secretaria de Promoción de la salud, todo estaría dispuesto, de mantenerse en los próximos 21 días los actuales parámetros y números, para avanzar hacia nuevas aperturas de espacios y actividades.

A este nuevo estadío, la gestión peronista de Schiaretti ha titulado "Apertura programada"

Apertura programada. El gobierno provincial tiene por objetivo recuperar, paulatinamente, la vida cotidiana y la actividad económica, como manifestó el último lunes en su reporte sanitario. Como reza el informe entregado a la prensa: “El objetivo es la protección de la salud pública”.

 

Variables que determinarán las nuevas flexibilizaciones en las próximas tres semanas

Factor R0. Es el número promedio de personas que se infectan a partir de un (1) caso; la tasa de contagio, en términos más simples. Este indicador mide el impacto de la transmisión de una enfermedad en un lapso de tiempo determinado.

Este número es de suma importancia, porque su lectura puede manifestar si la epidemia está controlada o no.

El Gobierno provincial avanzará con nuevas aperturas programadas si el R0 se estabiliza entre 0,5-0,7. Estos parámetros fueron tomados de Italia: allí el gobierno de Giuseppe Conte permitió la apertura de locales y comercio minorista con el R0 girando alrededor de 0,6.

En España la administración central habilitó aperturas cuando el R0 estaba en 0,9

Además, las autoridades sanitarias y políticas avisaron que, de ser necesario, se volverá atrás con las aperturas programadas. Esto ya sucedió a raíz de los contagios en el Mercado Norte: se retrocedió de fase por el temor a que los casos se dispararan en un contexto de alta circulación, dinámica habitual en la gran superficie de Avenida Humberto Primo.

Al mismo tiempo que se atiende la evolución de la curva de contagios, el factor R0 y la duplicación de casos, se mira con atención la cantidad de viajeros repatriados que ingresan a la provincia: muchos llegarán con el frío, haciendo de la estacionalidad otra variable que torna complejo el control del virus.

También se observa, como aclaró Barbás el pasado lunes, el discurrir de la enfermedad en Brasil, toda la Argentina y el subcontinente en general, hoy el epicentro de la pandemia.

Indicadores para nuevas aperturas programadas

Otros items que la administración provincial considera a la hora de avanzar con nuevas flexibilizaciones: capacidad sistema sanitario, vigilancia epidemiológica, capacidad diagnóstica y repatriación de viajeros.