Ignacio Moreno es un joven de 23 años al que se le diagnosticó la enfermedad y no mantuvo contacto con nadie quedándose en el vehículo.

Tras una serie de gestiones fue derivado a un hotel de la ciudad de Córdoba para que continúe su recuperación.

 

 

En San Francisco, Ignacio supo el lunes pasado que podía haberse contagiado al ser contacto estrecho de un amigo que había dado positivo de coronavirus.

El joven de 23 años, ante el temor de contagiar a sus padres - que son parte del grupo de riesgo - realizó parte del aislamiento obligatorio en su auto.

"Vivimos en un departamento que tiene un solo baño", dijo en Crónica Matinal de Canal 10.

Entonces, la alternativa para proteger a su familia fue cumplir aislamiento en su vehículo.

En primera instancia, el hisopado le dio negativo. Luego, ya con síntomas, Ignacio dio positivo de coronavirus.

Por su actitud preventiva de aislarse rápidamente, no contagió a sus padres.

Luego de conocerse el hecho, el intendente Ignacio García Aresca y el COE regional realizó gestiones para que sea trasladado a un hotel de la ciudad de Córdoba para que complete la cuarentena. 

Finalmente, Ignacio fue trasladado a la capital cordobesa en la jornada de este viernes.