Inaugurado en un lunes complicado, la obra permite evitar la rotonda para el tránsito desde el sur hacia el centro.

No fue una jornada de normalidad en la ciudad de Córdoba.

En principio marcada por una esperada obra, con el túnel de Plaza España puesto en funcionamiento, derivó en múltiples reclamos de taxistas y remiseros.

El contexto fue el tempranero anuncio de Uber, que comenzó a funcionar en la capital.

Así, el acto inaugural pudo cumplirse, con la alegría de la gestión que encabeza Ramón Mestre, corte de cintas incluido.

Sin embargo, las protestas de trabajadores del volante impidieron su circulación por allí.

Recién a la tardecita, pudo ser abierto al tránsito.

Un paso por debajo de la tradicional rotonda permite, ahora, destrabar el tráfico del sector, que comunica el centro y barrio Nueva Córdoba con Ciudad Universitaria.

Mirá las Noticias Destacadas