La Provincia de Córdoba es un referente de la Industria Argentina y la pandemia ha afectado de forma notoria en ese aspecto. Si bien la provincia va volviendo de a poco a la "nueva normalidad", se siguen viendo consecuencias no solo a nivel, sino nacional e incluso mundial

En este contexto, la Unión Industrial de Córdoba (UIC) elaboró un informe en el que relevaron la evolución de las industrias en la pandemia. Como ocurrió con el mundo laboral en general, el Covid-19 pegó más fuerte en los sectores pequeños y medianos. Así lo muestra el relevamiento y Marcelo Uribarren, Presidente de la UIC, afirmó:

"Las empresas que más han sufrido el impacto son las micro y pequeñas empresas. Al 33% de las microempresas se le cortó la cadena de pagos".

Las grandes empresas, si bien se vieron lógicamente influenciados por la pandemia, pudieron subsistir en estos meses. Uribarren explicó que cuentan con una estructura distinta a las pequeñas y medianas, con finaciamiento bancario y capital para poder responder ante la situación de crisis momentánea.

 

La segmentación de las industrias según cómo evolucionaron en la pandemia:

El informe realizado por la UIC segmenta cuatro tipos de impacto distintos en las industrias. Por un lado, están las empresas con estabilidad, aquellas que han podido mantenerse medianamente bien y no han tenido pérdidas significativas. Ese grupo lo componen la industria química, maquinaria agrícola y alimenticias. Se ubican en los Departamentos de Juárez Celman, Río Segundo y Río Cuarto y son empresas grandes y medianas, de entre 236 y 655 empleados.

Por otro lado, están aquellas que han crecido en la situación de pandemia, que son la maquinaria agrícola, de caucho y plástico, ubicadas en Marcos Juárez, San Justo y Tercero Arriba. Se trata, también, de empresas grandes y medianas de entre 236 y 655 empleados.

En tercer lugar, están las industrias que en Junio pudieron cortar la caída. Son las empresas de minería, papel y cartón, edición e impresión, automotrices y sus partes, ubicadas en Santa María. Se trata de empresas pequeñas de entre 16 y 60 empleados.

Por último, tenemos las empresas que lamentablemente no han parado de caer en lo que va de la pandemia y aún no logran encontrar la meseta productiva. Son las industrias de marroquinería, textiles y construcción, ubicadas en los Departamentos de Colón y Capital. Se trata de microempresas de menos de 15 empleados.