El canciller Felipe Solá pidió este miércoles el respaldo de Brasil a las negociaciones que el gobierno lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y afirmó que Argentina no será "una traba" para que el Mercosur pueda realizar nuevas negociaciones comerciales, luego de reunirse con su par brasileño, Ernesto Araújo.

En la primera entrevista formal desde que el presidente Alberto Fernández asumió el cargo, el canciller Solá visitó esta mañana el Palacio de Itamaraty y mantuvo dos horas de reunión con Araújo y su equipo, ante quienes informó sobre la situación económica argentina y la renegociación de la deuda con el FMI y los bonistas.

“Le pedimos a Brasil que nos apoye en la manera que puedan en el FMI porque (la deuda con el organismo) es el primer paso de una escalera, porque en caso de un buen acuerdo pedimos tiempo para crecer y para pagar. No caeremos en default”, aseguró Solá mirando a su interlocutor brasileño.

Así lo afirmó durante una declaración a la prensa ofrecida en el Palacio de Itamaraty y antes de que el canciller argentino se reúna esta tarde, en el Palacio del Planalto, sede del gobierno de Brasil, con el presidente Jair Bolsonaro.

Solá hizo hincapié en que la recuperación argentina de la recesión actual depende de esos acuerdos, una situación clave para que Brasil pueda volver a alcanzar el nivel de sus exportaciones a la Argentina, su principal socio regional.

 

Felipe Solá on Twitter

 

El canciller dijo que Argentina no será “una traba” para la expansión de acuerdos del Mercosur, tal como quiere Brasil, y agregó: "Fortalecer el Mercosur no es ir para atrás o apegarse al pasado. El Mercosur es una marca que debemos llevar adelante”.

Fuente: Télam