Este viernes, docentes de toda la Provincia se movilizaron en reclamo contra la reforma jubilatoria que llevó adelante el Gobierno de Juan Schiaretti. La marcha fue en autos, con distanciamiento social, pero dejó en claro el malestar del sector frente a la situación.

"El tema de la Ley Previsional vino a culminar una situación de mucha dificultad que estamos teniendo todos lo argentinos y nos animó a salir", planteó Juan Monserrat, secretario general de la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC). Además, aseguró que en todos lados sintieron el apoyo de muchas madres y padres y de distintos actores sociales.

El dirigente fue firme al afirmar que el gobernador viene realizando ajustes desde hace más de 10 años y que, por como están las cosas en el mundo, se vulneran los derechos de los trabajadores. "Voy a depender de mis hijos. No soy un empresario, no tengo propiedades. Vivo de mi sueldo y viviré de mi jubilación", precisó.

 

"Como tiene problemas de Caja y no le cobra impuestos a los que le tiene que cobrar, Schiaretti apela a lo peor que un gobernante puede hacer, que es aprovechar la pandemia para meter un recorte de derechos", sentenció.

El sistema jubilatorio docente de Córdoba es el peor del país y Monserrat lamentó que la nueva ley vaya por debajo del sistema nacional. "Tenemos una gran tarea de concientización y de sumar voluntades. Necesitamos tener certezas", afirmó.

El sistema es inestable, explicó, por regímenes como el policial y el de los jueces. Los policías tienen más años de jubilados que de aportantes y eso genera desestabilidad. "Además, a los jueces no se les puede tocar el bolsillo. Tienen la lapicera para los fallos y amigos en el Tribunal Superior", sentenció el secretario general.