A casi dos años y medio del fatídico asalto y tiroteo a una inmobiliaria en la que habría funcionado una financiera clandestina, hoy concluirá el juicio que determinará las responsabilidades de las personas imputadas.

El proceso oral que demandó cuatro meses, se llevó adelante en la Cámara 8va del crimen de nuestra ciudad integrada por los magistrados Marcelo Jaime, Juan Manuel Ugarte y Eugenio Pérez Moreno y por un jurado popular.

La causa tiene cinco imputados; los tres presuntos integrantes de la banda que llevó adelante el atraco, Ariel Eduardo Gramajo (45), Ariel Francisco Murúa Rodríguez (45) y Diego Alberto Tremarchi (34), todos acusados bajo la figura de robo agravado y homicidio criminis causae por la muerte del agente de policía Franco Ferraro (29).

También están imputados por encubrimiento y por ser supuestamente partícipes necesarios del delito, los dos tíos abuelos de Tremarchi, María Teresa Mitre (72) y Miguel Ángel Mitre (69), acusados de haber sido los facilitadores de las llaves de la vivienda y de brindar información importante para la planificación del asalto.

 

Foto: www.clarin.com
Foto: www.clarin.com

 

Pedido de penas

El fiscal de Cámara, Hugo Almirón, solicitó esta mañana que se dicte prisión perpetua a los tres acusados de homicidio criminis causae (Gramajo, Murúa Rodríguez y Tremarchi), por considerar que tuvieron participación directa en el asalto a la financiera de Guido Romagnoli y el asesinato del policía Ferraro.

En tanto, el representante del ministerio público fiscal pidió penas de siete años de prisión para los hermanos Mitre por considerarlos partícipes necesarios del robo calificado.

Por su parte, los abogados defensores de los imputados pidieron absoluciones o el cambio de acusación de homicidio criminis causae que alcanza a tres de los cinco imputados, por el de robo calificado para reducir la condena. 

Sentencias

Tras llevarse adelante la última jornada del proceso esta mañana, el Tribunal está deliberando. En principio, se había citado a las partes para esta tarde a las 13.30 para dar a conocer el fallo. El veredicto se demorará para luego de las 14 por una dilación en las deliberaciones.

Irregularidades

Entre los argumentos de los defensores de los imputados, surgieron durante el proceso algunas irregularidades en la investigación, como por ejemplo la contaminación de la escena del crimen, la falta de resguardo de algunas pruebas y hasta la misteriosa desaparición del arma utilizada para asesinar a Ferraro que nunca apareció.

 

 

El caso

En los primeros minutos de la madrugada del 16 de febrero de 2018 una banda de delincuentes fuertemente armados irrumpieron en el departamento de Guido Romagnoli (31), ubicado en el séptimo y octavo piso del edificio de calle Rondeau 84, donde presuntamente funcionaba una financiera ilegal.

Tras reducir a Romagnoli y su pareja y herir al dueño del lugar en una de sus piernas, los asaltantes intentaron huir llevandose dinero, cheques y efectos de valor, aunque nunca pudo determinarse con exactitud el monto de lo sustraído.

Una vecina alertó a la policía tras escuchar ruidos por lo que los asaltantes se dividieron para intentar huir; unos lo hicieron por el mismo lugar y otros saltaron hacia el edificio contiguo desde los balcones y huyeron por la puerta principal.

Al salir a la calle, el delincuente Ricardo “el Ciego” Hidalgo (62) habría sido quien baleó y asesinó a quemarropa al agente policial Franco Ferraro. Segundos después, se produjeron intensos tiroteos entre algunos de los delincuentes o oficiales de la polìcía que dejaron el saldo de tres muertes; el ya mencionado agente Ferraro y los asaltantes Hidalgo y Ricardo Serravalle (53), este último, sindicado como el “cerebro” del asalto.

Los otros integrantes de la banda, lograron salir del lugar y fueron finalmente detenidos y llevados a juicio.